Karim_Sinjari__2017_01_29_h12m22s29__AO

El ministro del interior del GRK apela a una asistencia directa urgente para evitar una catástrofe humanitaria

El GRK está pidiendo asistencia inmediata y directa para minimizar una catástrofe humanitaria como resultado de la falta de refugio y atención médica adecuados para los civiles que huyen de Mosul. El GRK no sólo ha apoyado y acogido a los desplazados internos que están huyendo, sino que también ha proporcionado el liderazgo en la planificación de la respuesta humanitaria y la promoción para la movilización de recursos. El propósito de este mensaje es alertar a la comunidad internacional de una inminente catástrofe humanitaria y pedir recursos adicionales que se proporcionen de inmediato para hacer frente a la carga creciente.

El Gobierno Regional del Kurdistán (GRK) está luchando por acomodar y cuidar a decenas de miles de residentes de Mosul que huyen de las operaciones que se están llevando a cabo para liberar a la ciudad de los terroristas del ISIS, además de los 1,8 millones de personas que habían huido anteriormente. El dramático aumento del volumen de personas gravemente heridas ha inundado los hospitales de la región del Kurdistán y está abrumando el sector ya tenso de la salud en la región. La realización de controles de seguridad adecuados para los desplazados internos, así como mantener la seguridad interna de los mismos, es una responsabilidad que crece rápidamente en tamaño y complejidad y pronto superará las capacidades técnicas y de personal del GRK.

Desde el inicio de las operaciones el 17 de octubre de 2016 hasta el 28 de enero de 2017, más de 195.000 personas han huido de la ciudad de Mosul y su periferia. Los últimos datos del GRK muestran que más de 96.000 de estas personas recientemente desplazadas han llegado y están siendo atendidas en Erbil y Duhok.

A medida que la planificación militar y los preparativos están en marcha para lanzar la ofensiva con el fin de liberar el lado oeste de la ciudad de Mosul, se estima que medio millón de personas todavía viven en la parte de Mosul controlada por el ISIS y se prevé que la mayoría de ellos huirá y necesitará la ayuda de salvamento. Incluso aun estando el lado oriental liberado, el desplazamiento todavía está en curso y cada día está llegando gente a la región del Kurdistán debido a las situaciones humanitarias y de seguridad extremas.

ANTECEDENTES:

La región del Kurdistán acoge hoy a más de 1,8 millones; 97% de refugiados sirios y 40% de desplazados internos iraquíes, como resultado de la guerra en Siria, el genocidio del ISIS y las operaciones en curso para liberar territorio del grupo terrorista.

Los desplazados han llegado a la región del Kurdistán desprovistos y a menudo tanto con heridas físicas como emocionales. Antes de la operación de Mosul, los hospitales de toda la región estaban inundados de refugiados y desplazados internos, que trataban a los necesitados sin discriminación y sin coste para el individuo.

Las tropas Peshmerga del GRK han liberado decenas de miles de kilómetros cuadrados del ISIS, incluyendo ciudades y carreteras estratégicas que sentaron las bases para la ofensiva de Mosul. Estas ganancias se hicieron con un gran costo, con 1.600 Peshmerga muertos y cerca de 10.000 heridos de gravedad. Al mismo tiempo, una crisis financiera ha frustrado la región, resultado del costo de la guerra y la crisis humanitaria, la caída en los precios del petróleo y la decisión inconstitucional del gobierno federal de retener la parte de Kurdistán en el presupuesto federal de Irak.

Como resultado, los empleados del GRK, que constituyen la mayor parte de la fuerza de trabajo, han experimentado retrasos en sus salarios y recortes en los beneficios y las pensiones. Esto ha tenido un profundo y negativo efecto sobre los soldados Peshmerga de primera línea y los funcionarios públicos involucrados en ayudar a la crisis humanitaria. Además, la tasa de desempleo se ha incrementado tres veces, pasando del 3% en 2013 al 14% en 2016.

SERVICIOS MÉDICOS:
Los hospitales de la región del Kurdistán ya no pueden prestar suficiente atención a la afluencia de las fuerzas de seguridad iraquíes y Peshmerga heridas, así como a miles de víctimas civiles de desplazados internos. Simplemente no hay suficientes unidades de cuidados intensivos, camas de recuperación y suministros médicos para asimilar todos los casos. Desde las operaciones militares del 17 de octubre de 2016, más de 10.340 civiles heridos han sido trasladados a los hospitales de la región del Kurdistán; (2.340 a la Gobernación de Duhok y 8.000 a la gobernación de Erbil). Esto es aparte de la enorme cantidad de soldados iraquíes heridos y fuerzas Peshmarga. Sin ayuda internacional inmediata para aumentar la capacidad de la atención médica del Kurdistán, podríamos estar encaminados hacia una catástrofe.

La dificultad en el cuidado de la afluencia se agrava por una crisis financiera en curso y la insuficiencia de suministros médicos enviados por el gobierno federal. La crisis financiera ha dejado al GRK luchando para pagar los salarios de los funcionarios públicos, lo que está teniendo un efecto negativo en los profesionales médicos de la región. El personal médico calificado no puede trabajar las largas horas que se necesitan para hacer frente a la afluencia masiva de desplazados internos.

REFUGIO:

Con el apoyo del ministerio iraquí de migración y desplazamiento (MdM) y ACNUR, el GRK ha construido 5 campos de emergencia para los recién llegados de Mosul en Duhok y Erbil. Los campamentos de emergencia terminados ya están completamente ocupados y alojan a más de 26.000 familias, 96.000 personas. Con el apoyo del MdM y socios, se están terminando cinco campamentos de emergencia adicionales para crear más espacio para el flujo continuo de desplazados internos de Mosul. La región del Kurdistán sólo puede recibir alrededor de 10.000 familias desplazadas más, una vez todos los campamentos se terminen. Incluso, con el lado oriental de la ciudad de Mosul liberado, el desplazamiento continúa debido a la grave situación humanitaria y de seguridad, cada día más de 1.000 personas están huyendo y más de la mitad recurren a la región del Kurdistán. Sin apoyo internacional, cientos de miles de desplazados internos dormirán al raso durante los fríos meses de invierno y después, causando enorme sufrimiento y pérdidas de vidas.

Además, a pesar de haber preparado un plan conjunto de contingencia humanitaria en junio de 2016 para Ninewa y las constantes peticiones de apoyo a Bagdad, agencias de la ONU y donantes, el GRK no ha recibido apoyo financiero directo para atender a los heridos de Mosul. En la actualidad, el GRK cubre todos los costos operativos, administrativos, de protección y seguridad de los campamentos y centros de acogida, por un total de más de 3,5 millones de dólares mensuales. El GRK ha proporcionado varios servicios esenciales a los desplazados internos, Seguir prestando apoyo al nivel actual requiere asistencia financiera y técnica directa de los asociados internacionales.

 

PREOCUPACIONES SOBRE LA SEGURIDAD:

En cooperación con el Gobierno del Irak y los socios humanitarios, el GRK mantiene los principios humanitarios de imparcialidad en la protección y sigue apoyando el bienestar de las personas desplazadas, incluido el paso seguro a los civiles que huyen del campo de batalla para llegar a zonas seguras. Las tropas Peshmerga han liberado miles de kilómetros cuadrados del ISIS, y han asegurado, despejado y repoblado decenas de aldeas en Nínive.

Recientes desplazados internos de Mosul han vivido bajo el gobierno del ISIS durante más de dos años, y nuestras evaluaciones sugieren que el ISIS intenta infiltrarse a través de ellos en el Kurdistán. En consecuencia, los desplazados internos que llegan deben ser examinados adecuadamente antes de que se les permita entrar en los campos de desplazados del Kurdistán. Esta tarea es compleja y requiere mucho tiempo, ya que a medida que aumenta la afluencia de desplazados, los servicios de seguridad del GRK se preocupan de que esto pueda saturar su capacidad.

Además, la campaña de genocidio del ISIS en Irak destruyó la confianza entre las comunidades locales, particularmente entre los numerosos grupos étnicos y religiosos que perdieron sus hogares por el grupo terrorista. Como resultado, el riesgo de represalias y venganzas entre grupos es muy alto. Prevenir esto es nuestra prioridad pero se necesita ayuda internacional para ello.

Desde que el comienzo de la violencia en Siria hiciera que la población se comenzara a desplazar al Kurdistán, el GRK ha estado al frente en el refugio y el cuidado de las personas desplazadas. Hoy en día, el Kurdistán acoge a más de 1,8 millones de iraquíes y sirios desplazados, lo que representa un aumento del 32% en la población de la región. Las operaciones para liberar Mosul han desplazado 195.000 personas y este número está aumentando diariamente. La responsabilidad de cuidar de ellos es compartida entre el GRK, el GoI y la comunidad internacional.

El GRK no sólo ha apoyado y acogido a los desplazados internos que han huido, sino que también ha proporcionado liderazgo en la planificación de la respuesta humanitaria y la promoción de la movilización de recursos. El propósito de este mensaje es alertar a la comunidad internacional de una catástrofe humanitaria inminente y solicitar recursos adicionales que se proporcionen de inmediato para hacer frente a una carga creciente.

Hago un llamamiento a todos los socios, al gobierno iraquí y a todos los países donantes y miembros de la coalición internacional para que actúen con urgencia para proporcionar fondos y asistencia técnica y material directamente al GRK para mitigar los riesgos y minimizar el sufrimiento humano. El apoyo financiero urgente es fundamental para que las instituciones del GRK respondan eficaz y eficientemente a la emergencia humanitaria masiva que continúa desarrollándose.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>