130800719420635075

Un mensaje del presidente Masoud Barzani

Durante el siglo pasado no hemos tenido ningún ejercicio real del principio de asociación en Irak. En cambio, hemos experimentado una serie de injusticias, incluida la campaña genocida de Anfal y el bombardeo de armas químicas. Por lo tanto, es en la búsqueda de la paz y de evitar nuevos conflictos, que el pueblo de la región del Kurdistán decidió celebrar el referéndum para determinar su destino y avanzar hacia la independencia.

 

El pueblo de la región de Kurdistán tomó esta decisión, y es, por tanto, un derecho natural y justo, que no viola ningún principio divino o humano. Además, este ejercicio democrático no pretende en modo alguno crear hostilidades hacia ningún componente de la sociedad iraquí. Por el contrario, se construirán fuertes cimientos para las nuevas relaciones históricas entre el pueblo del Kurdistán y el pueblo iraquí, y pondrá fin a los que quieren sembrar discordia y alimentar las diferencias entre los dos pueblos.

 

Cualquier declaración o comportamiento que pueda ser percibido como hostil a los principios de fraternidad y coexistencia pacífica no tiene nada que ver con los valores supremos de nuestro pueblo ni con las políticas generales de la región de Kurdistán, que históricamente se ha enorgullecido de su cultura de convivencia y tolerancia.

 

Hoy, a medida que nuestro pueblo avanza hacia la independencia, es imperativo que aseguremos a todos que no podemos confundir la conducta criminal e inhumana de los regímenes iraquíes contra el pueblo de Kurdistán y el espíritu de hermandad que une al pueblo del Kurdistán con el pueblo iraquí. Afirmamos que el proceso de referéndum no afectará negativamente la continuidad de ese espíritu y amistad. No sólo continuará la hermandad entre los pueblos de la región del Kurdistán e Irak, sino que también se profundizará. También es importante recordar a todos que todos los componentes de la sociedad iraquí fueron víctimas de los actos criminales de los sucesivos regímenes dictatoriales en Bagdad. Nosotros, junto con otros iraquíes siempre luchamos colectivamente, en una trinchera y un frente contra la injusticia y la tiranía.

 

A medida que los ciudadanos de la región del Kurdistán persiguen sus derechos justos, les pedimos que tomen en cuenta los valores supremos de nuestro pueblo y nuestra cultura de hermandad y coexistencia pacífica entre los componentes étnicos y religiosos de Irak.

 

Además, pedimos a nuestros hermanos iraquíes que comprendan que el pueblo de Kurdistán nunca ha sido la razón para desestabilizar la unidad de Irak ni los principios de asociación y convivencia. Los regímenes dictatoriales de los sucesivos gobiernos iraquíes han contribuido en gran medida a la creación de un Irak donde los gobiernos fueron puestos a sabotear esos principios.

 

Masoud Barzani

10 de septiembre de 2017

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>